El origen del mal

origenSí, hay gente que disfruta provocando dolor, personas que se sienten bien cuando hacen sufrir a una persona. Sádicos, psicópatas, ególatras, agresivos, pasivo-agresivos, resentidos, agobiados, justicieros, amargados, desalmados y codiciosos ni se inmutan ante el sufrimiento ajeno. No nos olvidemos de los que viven solos en el mundo, los que tienen prioridades incompatibles con las tuyas, de los que juegan contigo y tus sentimientos o de los que están explorando ‘estimulantes’ sensaciones nuevas; ya que para ellos las emociones que pueden estar sintiendo sus víctimas son pequeños detalles sin importancia, banalidades e insignificantes consecuencias de su justificado comportamiento.

Pero ¿Por qué lo hacen? ¿Por qué infringen dolor? Pues porque se lo pasan bien, disfrutan y se regocijan ante el sufrimiento humano. Según su punto de vista no están haciendo nada malo. ¿De qué otra manera podrían dormir plácidamente? No te creas que ellos también sufren, no te equivoques, no sufren lo más mínimo. Continuar leyendo «El origen del mal»

Buscadores de tesoros

tesorosHay personas que se dedican a buscar tesoros. Los podrás reconocer fácilmente. Son personas que miran a su alrededor con una mirada diferente. Cuando andan por la calle están conectados con lo que hay a su alrededor ya que nunca se sabe el lugar en el que pueden encontrar un tesoro.

Si quieres saber el momento exacto en el que han encontrado un tesoro míralos a la cara, su sonrisa les delata. Pero es una sonrisa especial, es una sonrisa discreta, como discreta es su búsqueda. No se esconden, pero son discretos. Si te encuentras a un buscador de tesoros puedes preguntarle por lo que está haciendo; verás que no tienen ningún inconveniente en compartir su secreto, es más, los buscadores están deseando compartirlo ya que saben que su felicidad viene de la mano de todos y de cada uno de los tesoros que van encontrando. Continuar leyendo «Buscadores de tesoros»

Aparentemente conectados

conectadosVivimos aparentemente más conectados que nunca. O al menos con más posibilidades de conexión que nunca. Tenemos nuevos y potentes canales de comunicación que nos permiten expandir nuestras posibilidades más allá del tiempo y del espacio.

Pero la realidad es que estamos más desconectados que nunca, especialmente de lo que ocurre en nuestro entorno más cercano y, lo que es más importante, estamos desconectados de las personas que nos rodean.

Vivimos encerrados en un caparazón en forma de pantalla que intensifica el aislamiento social. Esta desconexión nos proporciona la excusa perfecta para no considerar las necesidades de las personas que nos rodean y, por lo tanto, disculparnos de la obligación de empatizar con otras personas y de implicarnos en nuestra sociedad más cercana. Continuar leyendo «Aparentemente conectados»

Los celiacos no son personas normales

celiacosLos celiacos no son personas normales. Es verdad. Por mucho que nos empeñemos no podemos normalizar a los celiacos. Es cierto que Djokovic ha hecho mucho por los celiacos… O no… Por un lado gracias a Djokovic podemos encontrar más productos sin gluten en ámbitos nunca antes trabajados como por ejemplo el sector deportivo del gran consumo o de alto rendimiento.

Pero a veces dudo de si realmente Djokovic les ha hecho un favor a los celiacos o no. Con todo el ‘postureo deportivo sin gluten que me va a ayudar a mejorar mi rendimiento’ se pueden observar escenas surrealistas como… Sin gluten por favor, bueno si tiene un poco no pasa nada… Yo no soy celiaco, solo un poco intolerante… A veces me sienta mal el gluten y lo elimino de mi dieta entre semana… Bueno, si solo tiene trazas no te preocupes que no es grave… O todo sin gluten, pero no renuncio a una cervecita fresca con unas tapas… Continuar leyendo «Los celiacos no son personas normales»

Un día sin música es un día perdido

musica‘Una historia os contaré… Es la historia de una hormiga…’

Durante varias semanas he escuchado a mi hija cantar por casa estas frases pertenecientes a una cantata en la que participaba.

– ¿Cuál es la historia cariño? Le pregunté con el objetivo de satisfacer mi curiosidad.

– Es la historia de una hormiga que quiere ir a América.

¡Pero que interesante! Además de disfrutar cantando ha reflexionado gracias a una estimulante fábula donde se exalta la curiosidad y el valor para descubrir nuevas tierras y formas de vida. La aventura de nuestra querida hormiga no le llevó a américa, pero si que le permitió conocer otras culturas, desarrollar su valor, superar sus limites y, en definitiva, vivir… vivir intensamente la aventura de su vida.

Pero volviendo a la música. Continuar leyendo «Un día sin música es un día perdido»

El candidato que tiene mi voto

candidatoEn una reciente entrevista en directo me pidieron mi opinión sobre el candidato con más fortaleza emocional según mi criterio; lo que me condujo a una profunda reflexión que he resuelto hoy, varios días después. Mi conocimiento de la condición humana hace que sea tremendamente riguroso y exigente con mis análisis de personas y por lo tanto, del candidato que va a tener mi voto. A pesar de que me ha costado mucho encontrar al candidato al que voy a votar, por fin lo tengo claro. Permíteme que te lo presente.

Mi candidato es una persona madura, cultivada y serena; capaz de perseverar inteligentemente en el logro de sus objetivos. Unos objetivos que se ha fijado de manera responsable sabiendo y siendo consciente de que representa la voluntad de muchas personas y de que gestiona dinero público que ha de revertir de la mejor manera posible en las personas por las que trabaja. Objetivos, que importante que es vivir por objetivos. Mi candidato es capaz de definir objetivos estimulantes, de trazar un plan de acción para conseguirlos y de motivar a las personas que le rodean para aportar lo mejor de ellos mismos, sus virtudes y sus talentos a la consecución del objetivo común. Continuar leyendo «El candidato que tiene mi voto»

Esclavo de tus deseos

esclavoGestiona tus deseos para ser feliz. ¿Qué necesitas? ¿Sabías que cada deseo es un mensaje oculto de nuestra alma? Cada deseo responde a una necesidad. ¿Qué necesidad tienes ante el deseo de una aventura amorosa? ¿Y cuando necesitas imperiosamente darte un capricho? ¿Y el deseo de que llegue el fin de semana para escapar de la rutina? ¿Y el deseo de comer más de lo que necesitas?

¿Qué te parece si releemos estos deseos de nuevo? ¿Por qué motivo necesitas una aventura amorosa? Quizás debes empezar a mirar que tal va tu vida de pareja. ¿Crees que una aventura solucionara algún problema? Continuar leyendo «Esclavo de tus deseos»

Mucho que aprender del Nepal

nepalTratamos mal al medio ambiente, tratamos mal a los animales, tratamos mal a las personas que nos rodean y nos tratamos mal a nosotros mismos.

No solo no nos cuidamos, sino que si podemos, maltratamos a nuestros semejantes. Intentamos utilizarlos como sparrings con los que descargar nuestras frustraciones, los utilizamos para conseguir nuestros propios beneficios, les pisamos si podemos y los humillamos para poder sentirnos importantes.

¿Qué nos está pasando? ¿Cuánto vamos a tardar en darnos cuenta de que el modelo competitivo que tenemos no funciona? ¿Qué más tiene que ocurrir? Continuar leyendo «Mucho que aprender del Nepal»

Conecta con tu fortaleza emocional para ser feliz

64. conecta con tu fortaleza¿Quieres ser feliz? Pues no sigas buscando fuera lo que tienes dentro. Conecta con tu fortaleza emocional para ser feliz. ¿Quieres saber cómo? Empieza por adoptar una mentalidad abierta que te permita identificar nuevas oportunidades. Activa tu creatividad para poder solucionar problemas, desarrolla tu capacidad para amar y ser amado y podrás disfrutar la vida en plenitud, vive una vida virtuosa sin olvidarte del sentido del humor y piensa en clave optimista. Continuar leyendo «Conecta con tu fortaleza emocional para ser feliz»

No fue la depresión de Andreas Lubitz

63. no fue la depresionLa culpa del accidente de Germanwings no fue de la depresión de Andreas Lubitz. Muy posiblemente la depresión de Andreas no era la causa de sus problemas; sino que más bien era la consecuencia de la suma de pequeños grandes problemas.

En el día a día no prestamos atención al efecto negativo y acumulativo que tienen las pequeñas frustraciones. No tenemos ni idea de fijar expectativas, es más, muchas de ellas ni tan solo son nuestras, sino que las heredamos de nuestros padres, ídolos o sueños románticos. Somos completamente ineficientes tomando decisiones, nos dejamos llevar por el deseo y el miedo, contaminando nuestros pronósticos y creando un futuro irreal. Continuar leyendo «No fue la depresión de Andreas Lubitz»