tomas@tomasnavarro.es

LO QUE ME INSPIRA

Cuando eres curioso encuentras un montón de cosas interesantes que hacer. Walt Disney

Te animo a que estés abierto a la inspiración. Si tienes una actitud receptiva podrás enriquecerte con todas las fuentes de inspiración que nos ofrece la vida.

   Siempre me he imaginado que el paraíso sería una especie de biblioteca.
    José Luis Borges.

¿Te gustaría saber cuáles son mis fuentes de inspiración?

Encuentro una gran dosis de inspiración en los libros. Me faltan horas para leer. Hay tantas joyas por leer. En la literatura de occidente o de oriente, clásica o moderna, en novela o ensayo. Desde Esquilo o Sófocles hasta Sócrates, Platón o Aristóteles. En a las doctrinas estoicas o en la Epicúrea; en Sócrates y en Horacio.

Encontrarás reflexiones sobre la felicidad y el género humano en Leibniz, Descartes o Hobbes. Spinoza, Russell, Diderot y Kant también reflexionan sobre cómo podemos ser felices y tener una vida más plena.

Me gusta leer a Seligman, Allport, Erikson o Fredrickson, son los nuevos clásicos. Me fascina Antonio Damasio con sus reflexiones basadas en la neurociencia. Disfruto con Lazarus y sus apuntes sobre emociones. Ekman me ha enseñado a interpretar la expresión facial de las emociones. Lyubomirsky me inspira en cómo aplicar la psicología en la empresa. Schopenhauer y su arte del buen vivir me ayuda a entender el género humano. Csikszentmihalyi y su teoría del fluir me hacen perder la noción del tiempo. Maslow y sus clásicas y acertadas reflexiones sobre la motivación. Gardner, Peterson, Bandura, Salovey, Mayer, Caruso… Hay tantos buenos pensadores. Tantas lecturas pendientes. Tantas charlas tan interesantes.

Pero no solo de ciencia vive el hombre. Humberto Eco, Sampedro, Marquez, Russo, Ishiguro, Müller, Frankl, Kundera, Benedetti, Gordon, Allende o Follet. Me gusta una buena novela con una buena caracterización de los personajes. Me gusta analizar la capacidad para fantasear del autor, el ejercicio narrativo que refleja la inteligencia y las horas de trabajo dedicadas.

También me inspiran personas. A veces son personas reconocidas por sus logros científicos. Otras veces personajes públicos. Pero en muchas ocasiones son personas anónimas. Fragmentos de conversaciones escuchadas en la calle. Diálogos robados en el metro. Media conversación telefónica mientras espero en la panadería.

Me inspira la naturaleza. Me encanta saludar al sol siempre que puedo. Cerrar los ojos, presentarle mis respetos, notar su calor, su energía. Suelo hacerlo en la montaña, en el bosque o en mitad de un prado. Me gusta ir a la montaña a primera hora, en silencio. Acompañado de la dulce música del bosque, del ir y venir de los pájaros, del rocío, del vapor que emana la tierra al despertar. Mientras estoy en silencio mi mente reflexiona, analiza, crea, medita, piensa… Pensar, que gran virtud. Tenemos la obligación de pensar. Tenemos el don de pensar. Debemos ejercitarlo desde el agradecimiento y la responsabilidad. Nos diferenciamos de otras especies con las que compartimos el planeta por la calidad de nuestro pensamiento. Nunca dejes de pensar. Piensa sobre ti, sobre la vida que llevas, sobre la vida que quieres, sobre las personas que amas…

También me inspira el séptimo arte. La calidad de una buena película, de una serie, de un documental viene determinada por la calidad de su creador y del equipo que la ha hecho posible. Disfruto con un buen guión. Con unos diálogos que te seduzcan. Con una fotografía que te induzca a soñar.

De los libros que leo, de la gente a la que observo, de las películas y series que veo selecciono algunas cápsulas de inspiración para compartirlas contigo.

Te animo a que me sigas en facebook y twitter. Allí voy actualizando la información sobre los libros que estoy leyendo, sobre las frases que me inspiran, las escenas que ilustran algún concepto en el que estoy trabajando y los paisajes que me enamoran.

¡Espero que a ti también te inspiren!

A %d blogueros les gusta esto: