Siempre hay un motivo para explicar lo que hacemos o lo que hace nuestro interlocutor. Que no lo conozcamos o que no seamos conscientes de ello no significa que no exista. Es interesante y recomendable trabajar en conocerlo ya que si sabemos el motivo por el que una persona hace lo que hace, podremos entender cuál es su marco de pensamiento y de acción, de tal manera que podremos predecir qué hará en el futuro en situaciones similares.

Este video es un avance de mi intervención en mi espacio semanal en A punto con la 2. Te animo a que analices la conducta de tu interlocutor con los ojos de un explorador que quiere descubrir las motivaciones, intereses y valores de la persona que tienes delante.

Deja un comentario