Todo cambia, nada permanece igual. En los tiempos que vivimos, la única constante es el cambio. En Fortaleza Emocional explico con detalle que hay cambios que elegimos y otros que no podemos elegir. Además, un cambio puede tener una evolución positiva, negativa o incierta. Dependiendo de como lo valoremos podremos reaccionar mejor y adaptarnos mejor.

Pero que todo cambie también es una oportunidad. Hasta la situación más enquistada puede cambiar si trabajamos en ello y focalizamos nuestros esfuerzos. En este video proporciono algunas claves sobre como podemos adaptarnos mejor a los cambios.

Deja un comentario