Confundimos la posible con lo probable y tememos cosas que nunca pasarán. Nos cuesta analizar la realidad libre del efecto contaminante del deseo y del miedo, por lo que nos equivocamos en nuestras decisiones. De nuevo analizamos nuestro error desde una perspectiva parcial, por lo que nos precipitamos en nuestras conclusiones y volvemos a equivocarnos. En este video te explico como podemos romper ese círculo vicioso.

Deja un comentario